sábado, 13 de diciembre de 2014

Márchate, Anna...

Elsa? Estás ahí?
...
Está nevando! Salgamos a jugar! Hagamos un muñeco de nieve!
...
Oh, venga... Hace tanto que no sales de la habitación... Estás enferma?
No-no puedo...
Si estás enferma puedo cuidarte y contarte un cuento.
No es eso, Anna...
Y que és? Por qué ya nunca estás conmigo?
...
Elsa? Elsa!
Márchate, Anna...
Vale, adiós...


Elsa?
...
Papá y mamá acaban de salir de la habitación, sé que estás ahí.
...
Venga, vamos a jugar...
No puedo, Anna.
Oh, Elsa, te echo tanto de menos...
...
Éramos las mejores hermanas del mundo mundial!
...
Ya no me quieres?
No es eso...
Y qué es?
No puedo...
Claro que puedes, yo te ayudo, va.
...
Elsa?
...
Venga, no me lo hagas otra vez...
Márchate, Anna...
Vale, adiós...

Si entendieras que no soy nadie sin ti, eres mi hermana y mi mejor amiga, eres mi referente, siempre he querido ser como tú, lo eres todo para mí. No sé que ha pasado entre nosotras, por qué me cierras la puerta en la cara, pero cada día seguiré intentándolo, sé que te cansarás de echarme, sé que me abrirás la puerta y nos daremos un abrazo, haremos un muñeco de nieve y todo volverá a ser como antes.

Elsa?
...
Mira los dibujos que te he hecho, somos tú y yo haciendo un muñeco de nieve.
...
Te los paso por debajo de la puerta?
...
Te gustan?
Sí...
Y por qué no lo hacemos? Por qué no salimos a jugar?
No...
Vamos! Hay muchos niños en la calle, y se lo pasan bien.
...
Yo... Hace tanto que no me lo paso bien. Te echo de menos...
...
Tú me echas de menos?
S-sí...
Pues vamos va... Te tengo preparada una sorpresa!
...
Cómo dices?
Márchate, Anna...
Vale, adiós...

Si entendieras que te necesito tanto como tú a mi, que la calidez de un abrazo haría muchísimo más de lo que tú crees, pero no puedo, no puedo permitirme herirte otra vez. Te echo de menos, echo de menos reírme, jugar y sobretodo hacer muñecos de nieve. Pero simplemente debe ser así, no soy buena como crees, soy mala y hago daño a la gente, debo estar aquí encerrada hasta que controle esta maldición totalmente... O hasta que acabe conmigo.

Elsa...
...
Ya no puedo más... Por favor di algo...
Anna...
Elsa! 
...
No, no vuelvas a estar en silencio, di mi nombre otra vez.
A-Anna...
Elsa, te necesito.
...
Por qué no sales? Por qué no podemos estar juntas?
...
Por favor...
No podemos... ya está.
Pero por qué? Es que ya no me quieres?
...
Porqué yo sí que te quiero. Te querré siempre. Y no perderé la esperanza.
...
Dime algo, Elsa...
Márchate, Anna...
Vale, adiós...






2 comentarios:

  1. Ohhh, qué triste :( Pensé en dos personitas por ahí en el mundo que sienten lo mismo que Anna y Elsa...

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, es triste... Pobrecitas :( Ayer me paré a pensar un poco en cómo serían sus conversaciones a través de la puerta y me salió un poco esto.
      Bueno, al menos ellas acaban bien al final :) Espero que en tus personitas así sea también ^^
      Besitos!

      Eliminar

Gracias por comentar! Me interesa mucho tu opinión y aportes!
Recuerda no insultar y blablabla, si te da pereza leerte las reglas, básicamente no insultes, no hagas bombardeo de comentarios y spam el justo, aunque si tiene que ver con la entrada sí :)
Besitos!
-Lily