jueves, 14 de mayo de 2015

Entrada 100: Desde mi nacimiento...

Hola neverlanders!
Quiero pedir perdón de nuevo por ausentarme tanto tiempo. Mi vida es un hervidero de emociones, de ahora sí ahora no, de ahora me pongo enferma por dos semanas... Además, estoy bastante de bajón, porque ha llegado el buen tiempo y yo quería seguir en invierno tapadita con gorritos y mantas >< Pero bueno! El verano llega para quedarse así que a disfrutar todos lo máximo posible!
Y quiero también daros las gracias por apoyarme durante las 100 entradas que hoy celebro. Desde noviembre de 2014 que abrí el blog sin saber muy bien lo que haría hasta hoy día he evolucionado, y el blog ha evolucionado conmigo. Gracias al mundo de blogger he conocido a personas fantásticas que me han dado motivos para levantarme por la mañana, y gracias al blog he recuperado la confianza en mi misma que hacía años que había perdido. Así que de corazón...
¡GRACIAS A TODOS!

Y bueno, pedí que me dijeras qué os gustaría ver en mi entrada, por ask, facebook y blogger he recibido que me habéis dicho que hable sobre mi vida, que haga una entrada random, que hable de Ever After High... Sé que dije que lo pondría todo, pero llevo un tiempo con una idea en mi cabeza y creo que ha llegado el momento de plasmarla. Prometo hacer el Tag de Ever After High ^-^ palabra de hada. 
A partir de ¡ahora! (¡zas! visto y no visto) empieza la entrada seria. Y laaaaarga. Lo digo para ahuyentar a los que esperéis un tag divertido. Sé que he hablado mucho de mi vida, he ido contando retazos en entradas o comentarios, y con los que mantengo mejor relación han llegado a conocer mis experiencias. Pero nunca me había propuesto hacer una pequeña biografía sobre mi, mis experiencias y cómo me sentí al respecto. A cada apartado de mi vida le pondré un título un personaje Disney que mejor representa el título y en parte la etapa. Sé que amigos o familiares leen mi blog y pueden encontrar cosas que no les gusten, porqué mi vida no es un cuento. Pero me permito tomarme mi espacio personal para escribir sobre lo que YO quiero. Allí voy:

1. Armonía y un mundo nuevo (0-5 años)
Nací el 18 de septiembre de 1995 en Barcelona. No nací en un hospital, sino en una pequeña clínica de prótesis de oídos con una única sala de ginecología. La comadrona se desmayó cuando me vio nacer. Según todos mis familiares, no recuerdan tormenta más fuerte en Barcelona que la del día de mi nacimiento. Era una niña preciosa y feliz. Podría decir que esta etapa es la única etapa completamente feliz de mi vida. Era muy, muy inteligente. Aprendí a leer con un año y medio, a sumar y restar con dos-tres y a multiplicar, dividir y hacer raíces cuadradas con cuatro. Hablaba como si tuviese 8 años, todo el mundo se quedaba asombrado conmigo. Además, tenía (y sigo teniendo) una gran familia. Estaban mis cuatro abuelos, tenía muchísimos primos y tíos. Era la mascotita de la familia, y un objeto de exposición y me gustaba serlo. En el parvulario recuerdo que la profesora me decía que cuando preguntaba algo a la clase no respondiese para que lo hicieran los demás, y que como ella ya sabía que yo era muy lista y me sabía todo lo que hacíamos muchas veces me daba dulces. 
A los cuatro años nació mi hermano. Estaba super ilusionada pues mis amigos del parvulario tenían hermanitos o mamás embarazadas y me gustaba hablar de ello con mis amiguitos. Mis padres no quisieron saber si era niño o niña hasta el final, y recuerdo con muchísima ilusión el día en que nació, pues yo estaba en casa de mis tíos con mis padres en el hospital y llamó mi padre por la mañana para anunciar que había nacido bien y era un niño, al que llamarían como él *-*

2. Cambios que me marcaron (5-9 años)
Mi madre no supo tener dos hijos. Ella es una persona poco expresiva, poco cariñosa, con poco carácter... Todo lo contrario a mí (y me alegro de que así sea, aunque la quiera con locura). Se olvidó literalmente de mi cuando nació mi hermano. No fueron los típicos celos, de verdad se olvidó. De pequeña me gustaba escuchar las conversaciones de mis tías, muchas veces decía que me iba a dormir la siesta y me quedaba en el pasillo escuchando. Más de una vez escuché como decían que mi madre estaba consintiendo demasiado a mi hermano y no me hacía el suficiente caso. En ese momento recuerdo que me enfadé con mis tías por decir eso, pero en realidad tenían muchísima más razón de lo que imaginaban.
Empezaron los malos tratos. (Realmente me cuesta seguir escribiendo, pero debo hacerlo). No sabría decir cuando empezaron, pues cuando decidí ponerles fin a los once años los recordaba ya como algo de toda mi vida. Recuerdo vivir con miedo cada mañana, pues a mi madre durante unos años se le giró algo en el cerebro que le hizo tratarme a golpes cada día. Ella se obsesionaba cuando llegaba tarde al trabajo (aunque realmente nunca llegaba tarde) y para conseguir que me diese prisa, decir que me golpeaba es poco. Me arañaba, me tiraba del pelo, me mordía, me tiraba objetos, me pegaba con los puños... Realmente espantoso, sí. Además estaba mi hermano, que hasta los seis-siete años no fue capaz de aprender a comer y vestirse solo (a día de hoy con quince aún le prepara la ropa mi madre), osea que se tenía que estar encima de él para darle la comida o vestirle, lo que realmente entorpecía la marcha de mi madre y le hacía retrasarse. ¿Quién lo pagaba? Yo. 
Me volví una niña que tenía constantemente en la cabeza la idea de la muerte. Seguía siendo alegre, inteligente y sociable, pero algo dentro de mí había cambiado. Ya no era feliz siempre, sino a ratos. A los seis años en una excursión con el colegio a la montaña me alejé del grupo para sentarme al borde de un barranco y me planteé el suicidio por primera vez. Obviamente no salté, sino no estaría escribiendo eso (?) pero el hecho de que por primera vez apareciese la muerte en mi vida me hizo ser una niña con muchas pesadillas, miedo por la noche e insomnio.
No sólo estaba más desarrollada mentalmente que la media, sino también físicamente. Con siete años empecé a llevar sujetador, lo que me hizo acomplejarme muchísimo respecto a mi cuerpo, y me llevó muchas burlas por parte de todos los niños. Con nueve años me bajó mi primera regla. Definitivamente me había convertido en el bicho raro más raro de todos. Los niños de mi edad no entendían porqué a veces no podía hacer gimnasia o porqué a veces se me manchaban los pantalones (porque con nueve años no sabes ponerte bien las compresas), así que las burlas en torno a mi cuerpo aumentaron.

3. Dios ayude a los marginados (9-11 años)
No tengo mucho que decir sobre esta etapa. Todas las cosas que empezaron a ir mal en la anterior se magnificaron. Mi hermano se volvió más avispado (cuando yo tenía nueve el tenía cinco) y supo aprovecharse de que mi madre lo prefiriera a él, portándose como nunca he visto portarse a un niño. Los malos tratos de mi madre fueron en aumento, llegando cada mañana llorando al colegio. Pero es que además también salía llorando prácticamente por las burlas que soportaba de mis compañeros. Al empezar quinto de primaria (diez años) mezclaron las tres clases del curso, separándome de las pocas amigas que tenía y poniéndome en una clase justamente con las tres niñas que en la escuela de verano ("casal" como lo llamamos en Catalunya) habían empezado el bullying hacia mi. Por consecuencia, las otras niñas y niños nuevos en mi clase se "contagiaron" de sus burlas y me apartaron del resto de la clase. 
Además a mis diez años se creó un trauma en mí que aun me dura: descubrí que alguien muy cercano a mí tenía una identidad falsa en internet y contaba con múltiples amantes, sobretodo mujeres latinas. La imagen de la primera vez que lo encontré "con las manos en la masa" nunca se quitará de mi cabeza.
Mi único consuelo era el ordenador. Me pasaba las tardes enteras mirando páginas web de anime, capítulos, editando imágenes, etc. Con diez años ya tenía una página web y manejaba más o menos el Photoshop. Casi nunca hacía los deberes, pues cuando llegaba a casa arrastraba tanta tristeza que sólo deseaba evadirme a mundos que no existían y hablar de anime, y eso me llevó muchas broncas y humillaciones por parte de mis padres. Eso sí, en los exámenes rara era la vez que sacase menos de un 8. También tengo que decir que mi pasión por el anime, el manga y la cultura japonesa no hizo sinó empeorar la imagen que tenían de mi mis compañeros. 

4. Redescubriendo el mundo (a veces de forma brusca) (11-13 años)
Como todas las niñas de once años tuve mi primer amor platónico. Yo iba a sexto de primaria, y él a segundo de ESO (secundaria), era dos años mayor que yo. Mi amiga, que también estaba enamorada de él, y yo le llamábamos "Ricitos de oro" por su perfecto pelo. Los últimos meses de primaria, aunque seguía en esa clase con gente horrible fueron más soportables gracias a que me hice amiga de una chica de otra clase con intereses y problemas parecidos a los míos. Mis dos únicas amigas de aquél entonces se pusieron muy celosas e intentaron echarla, pero al final hicimos un grupo de cuatro chicas que siempre recordaré en mi corazón como mis más sinceras amigas. 
Empezó la secundaria y cumplí los doce años. Me había propuesto dejar de ser una tímida llorona y lo conseguí. Seguía siendo del grupito de "las frikis" pero la gente me respetaba, al menos la mayor parte. Aunque en los dos primeros años de secundaria no llegué a estar integrada en la clase sí mejoré mis relaciones con los compañeros. Mi grupo de amigas aumentó, yo era una persona más sociable y comprensiva y acabé por ser la "cabecilla", con lo que de toda la gente nueva que vino agregué a mi grupo de amigas las que no habían congeniado con el nuevo colegio y se las había marginado. Me costó que se llevaran bien todas y lo conseguí, y lo considero uno de mis mejores logros. 
En el verano del 2008 conocí a un chico de Murcia en un foro de Tokio Hotel (me volvía loca esa banda) y me enamoré perdidamente de él, hablábamos cada día, con webcam, SMS, por teléfono... Con los años me fui desenamorando y tuvimos una amistad preciosa que por desgracia acabó hace poco.
También quiero destacar dos personas de esta época: una es mi mejor amigo, que aunque ya éramos amigos de muy niños fue en la secundaria cuando nuestra relación se consolidó y nos hicimos inseparables hasta día de hoy. Otra es una chica nueva a la que intenté acoger pero se aprovechó de la bondad e inocencia de las chicas del grupo para destruirnos desde dentro. Nos costó meses recuperarnos de su "ataque" pero finalmente volvimos más juntas que nunca y aunque la otra chica no volvió a ser parte del grupo, la perdoné y seguimos siendo buenas amigas durante los siguientes años.
Mi primer beso fue a los trece años. Concretamente el 3 de diciembre del 2008. Y no fue agradable. Mi vecino, un chico ecuatoriano (con el que ahora me llevo bien) me mintió sobre su edad al saber que yo tenía trece años, y al ver mi inseguridad y mis nervios se aprovechó de mi para robarme mis primeros lengüetazos. ¡Además fue sin avisar! Yo me mareé, me empezó a dar vueltas todo y casi me desmayo. Además quería venir a mi casa cuando no hubiese nadie (ejem), pero un día me armé de valor y le puse fin a todo, menos mal que le puse fin antes de que me robase más que un morreo. 
La cosa es que con doce-trece años ya salía por el barrio con mis amigos, me relacionaba mejor y sinceramente era más feliz que en primaria, aunque no dejase de estar encasillada como "la friki". Empecé a llamar la atención de los chicos del barrio como había llamado la de mi vecino (pues tenía un cuerpo que bien podría ser de mujer de 21 años) y se empezaron a interesar en mí los chicos, aunque yo siempre decía que no. Hasta que un día de verano con trece años me salió el besarme con un chico que acababa de conocer en la churrería (él era el churrero). No fue forzado, sino que fue muy natural y bonito, al menos el primer rato, pues luego ya empezó a irse de la mano y a proponerme cosas que yo no estaba dispuesta a hacer. Lo dejé tres días después pues me llamaba a todas horas y me daba miedo muchas cosas que me decía, así que pensando que acabaría secuestrada en un sótano me acerqué a la churrería y puse fin a nuestra relación. 
Acto seguido empecé con mi primer "novio de verdad", el único hasta la fecha que no me había mentido sobre su edad (el churrero me sacaba diez años, después lo supe) aunque era tres o cuatro años mayor que yo. Si con los dos primeros me había sentido forzada, éste literalmente me lo robó todo en cinco días. Le pedí que fuese despacio conmigo, pues no tenía experiencia pero él iba a lo que iba. Puedo decir abiertamente que fui forzada por este chico, y que venía cada mañana a escondidas a mi casa para  utilizarme de esclava sexual. Lo pasaba realmente mal, pues todo había sido demasiado rápido y no estaba segura de estar haciendo lo correcto, pero creía que si le hacía todo lo que me decía, él me querría y me respetaría. Duramos un mes y medio. Ese verano me fui dos semanas de vacaciones y cuando volví, él alardeaba de que me había puesto los cuernos con muchas chicas. Además me lo contó riéndose, para humillarme, recuerdo su frase de "aquí la que decía las tonterías de yo soy fiel y blablabla eras tú, yo no lo dije". Por si fuera poco, al cortar yo con él fue contando por todo el barrio las cosas que habíamos hecho, o más bien que me había obligado a hacerle. Ése fue mi primer desengaño amoroso.


Bueno, creo que queda claro que no puedo hacerlo todo en una entrada, de momento he explicado trece años de mi vida, me quedan seis... Sé que puede no resultar un tema interesante, pero llevaba demasiado tiempo queriendo explicar mi experiencia. En la próxima entrada hablaré de lo que me queda de mi vida. Si habéis leído hasta aquí gracias de corazón por tragaros semejante tocho, sois libre de comentar cualquier cosa, no me voy a ofender, si abro mi alma como un libro debo exponerme a lo que dirán. De nuevo lo siento si no es lo que se esperaba, para compensar haré un pequeño juego después de haber acabado mi "biografía", por así decirlo.
Gracias de nuevo por vuestra comprensión.

Besitos!

-Lily








10 comentarios:

  1. Hola, Lily.

    Ay, que vuelvo de la escuela cansada, enfadada y todo eso, realmente me ha puesto feliz que quieras compartir tus experiencias con nosotros. Demuestra que confías en tus seguidores y eso es algo muy lindo.

    La verdad no tengo por qué decir nada, ya sabes tú que te quiero y admiro muchísimo y no soy muy expresiva XD, así que prefiero no decir nada. Lo que sí, felicidades por tu entra número 100. ;D

    ¡Te quiero! :*

    ResponderEliminar
  2. Hola Lily!
    Dejame decirte que la entrada me ha servido para conocerte mejor.Eres una chica muy VALIENTE,jamás dudes de tu fuerza.
    Yo te admiro mucho y tú lo sabes,además al leer la entrada me di cuenta de algo que ya sospechaba y ahora estoy más segura...tienes una gran misión en esta vida :D
    Realmente eres una persona súper especial y tienes algo que haces que todos empatizen contigo muy fácil.
    Además de que recuerdo que por una extraña razón xD cuando te hable el primer día te conté cosas muy personales y me apoyaste mucho.
    Yo sé que la vida es muy difícil y siento que hayas tenido que sufrir tanto :( pero piensa que gracias a eso ahora eres una persona súper noble y que entiendes a los demás :)
    Yo te admiro mucho, tu valor y tu amistad son ejemplares.

    Sabes que de corazón te admiro mucho,aunque no lo diga públicamente,no tienes idea de lo mucho que te admiro :')Eres un ejemplo que se puede salir adelante y no perder la alegría y la bondad.
    Te quiero mucho y siempre trataré de apoyarte.
    Gracias por tu amistad :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Lily!! :D
    Vaya, la verdad no sé qué decir, no sabía por lo que habías pasado. Realmente haz tenido una vida muy difícil y te admiro en grande, no es fácil mantenerse ser tan fuerte como tú lo eres ahora *se levanta y aplaude*.

    Que tu mamá te haga de lado es algo muy feo, es decir, ¡es la persona que te dio la vida!. Espero que ahora ya se comuniquen más ;D. Me apena saber que sufriste Bullying, se siente tan mal cuando te juzgan sin razón y se aprovechan de ti con burlas y demás cosas -.-" (Dios castigue a los miserables).

    Que bueno que le pusiste fin a ese chico ecuatoriano, se escucha pervertido e.e (además se ha de sentir horrible que te besen sin avisar xP). Ese muchacho que te forzó.. dime dónde vive y le daré unas buenas palizas, porque eso ya es pasarse de la raya ¬¬U, aún no me lo creo y eso que ya lo leí varias veces.
    Pero bueno, me alegra que hayas salido adelante y le sonreías a la vida :) "No importa de dónde vienes, sino a dónde vas" ;D, creo que esta frase te queda perfectamente :3.

    Oh, y ¡muchísmas felicidades por tus 100 entradas!!!!! :D, me alegra que hayas alcanzado esta cifra :DD x3 B) (yo apenas llevo 42 xD). Despuesito te doy un regalín ;).
    ¡Saludos!! :3

    ResponderEliminar
  4. Estoy alucinando...

    Realmente hay tantas cosas que aún deconozco de ti. Me sabe mal haber leído depende de qué cosas, sobretodo porque me sabe mal que hayas tenido que pasar por esto.

    Eres muy valiente contándonos estas cosas, Lily, de verdad que sí. No todo el mundo puede abrirse el corazón en canal como tu lo estás haciendo.

    Eres una persona que vales mucho, nunca lo olvides.

    Y ya por terminar: Felicidades por tu entrada 100! Me alegro mogollón de haber conocido este blog, de haberte conocido a ti y la maravillosa persona que eres.

    Te deseo lo mejor.

    Un beso con gusto a naranja*

    T'estimo, no ho oblidis mai.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lily!

    La verdad es que me has dejado con muy mal sabor de boca, no sabía que lo habías pasado tan mal... Realmente, no entiendo como puedes querer a tu madre, porque eso para mi no es una madre sino un monstruo! Solo puedo dar gracias por la madre tan buena que me ha tocado... Jolín, que penita me ha dado al leer lo qué te hacía tu madre, no se puede ser mas cruel!! Que rabiaaaaa :(

    Y a esto, le sumas el buylling que te hacían tus compañeros... pff, yo no sé que habría hecho en tu situación, pero en esos momentos lo que más se necesita es el consuelo de los padres y ni eso tenías entonces...

    Cuando te pedí que hicieses esta entrada, no esperaba esto, sino al contrario. No tenía la menor idea de lo mal que lo habías pasado en tu infancia, sino, no te llego a pedir esto... ya que lo considero demasiado personal :)

    Hay que tener mucho valor para contar esto, y tu lo tienes... Te admiro mucho!!! Que sepas que tienes un corazón enorme, porque no todos los bloggers comparten esto con sus lectores.

    Me alegro de que actualmente, seas muuuy feliz con tu novio y demás. Y la verdad, es que te mereces el doble de seguidores, porque hija... me encanta tú blog! Jajaja leo unos cuantos, pero el único que sigo es el tuyo, por algo será! Me encanta la simpatía y la cercanía que muestras en tus entradas ^^

    Por cierto, que pervertidos tus "novios"..., hay que tener vergüenza para aprovecharse de una niña, que es lo que tu eras entonces. Que asco de gente, en serio... Ojalá se pudran.

    Un besazo!!! Vales muchísimo, no lo olvides :*

    ResponderEliminar
  6. Hola Lily, ay caray D: tu entrada me ha gustado, pero no por los malos ratos que has pasado, sino por tu valentía de escribir tu biografía públicamente y en demostrarealidad que nadie tiene una vida perfecta y nos ponemos máscaras para ocultar nuestros defectos.
    Honestamente me tan dado ganas de compartir contigo mi autobiografía, en algunos aspectos he cambiado, (creo) y lo hago porque confío en ti y sé que eres una bella que no juzga mal.
    Una vez le dije a mi hermano la siguiente frase: "cuando nos tiran hay dos opciones, o nos levantamos o dejamos que nos pisen".
    Te quiero, eres fuerte y no dejes que te lastimen. Te lo digo como amiga :3

    ResponderEliminar
  7. Holaa Lily!!

    Me ha encantado esta entrada numero 100! Enhorabuena guapisima!! Espero que sigas subiendoo! Un besitoo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Lily!!
    Muchas felicidades Lily!! 100 entradas ! Son muchas yo no llevo ni 50 y eso que llegamos casi igual xDD soy algo lenta ._.
    Me pareces muy valiente al contar todo lo que te ha pasado , eres muy valiente y eso habla muy bien de ti :)
    Eres una chica muy valiente y a pesar de todo lo que has pasado no has cambiado eres buena con todos y eso en una persona vale mucho!!
    Sabes que te quiero y siempre que me necesites estare ahí;)
    Besos!!
    Pd: te haré un regalito por tus entradas :)

    ResponderEliminar
  9. Lily Bell de la tormenta (lo siento, tenía que decirlo).
    No se si te lo han dicho alguna vez, pero creo que tienes alma de heroína, y no de la que te coloca. Es decir: pasando por todo eso y sigues siendo abierta, amable etc y yo con experiencias similares y en algunos casos no tan fuertes tengo esa espina profunda que me hace odiar la raza humana, y sinceramente, me da rabia que seas tan inestable y "vaga" por decirlo así, ¡y más siendo tan lista, dios! yo que no apruebo ni a la de tres y tu sin animarte a nada, si es que te ponía una correa y te arrastraba a la selectividad o algo xD En serio, espero ansiosa conectarme un día y que me digas "lo he hecho" (sabes a lo que me refiero). Ojalá encuentres pronto la motivación y el apoyo que necesitas. Para cualquier cosa estoy en facebook for you (aunque conteste con retraso).
    Cuídate Lily Bell de la Tormenta, amiga de todos y hada de luz.

    ResponderEliminar
  10. Oh!
    Estoy demasiado sensible como para responder a todos los comentarios, en serio me pondré a llorar no sé qué demonios me pasa hoy :'(
    En general quiero daros las GRACIAS a todos por vuestro apoyo, sin vosotros no habría tenido el valor de contar todo ésto, y me siento aliviada porqué son cosas que tienes a veces en la garganta o en el pecho hechas un nudo y no te dejan respirar, y cuando las compartes y ves que cuentas con el apoyo de tan maravillosas personas el nudo se afloja :)
    Como no quiero ponerme tan dramática, ya pondré la segunda parte más adelante, mejor un poco de alegría no?
    Gracias a todos de nuevo, os quiero un montón!
    Besitos!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar! Me interesa mucho tu opinión y aportes!
Recuerda no insultar y blablabla, si te da pereza leerte las reglas, básicamente no insultes, no hagas bombardeo de comentarios y spam el justo, aunque si tiene que ver con la entrada sí :)
Besitos!
-Lily