sábado, 25 de julio de 2015

Mitología Disney: Hades, Pena y Pánico

Hola neverlanders!
Como prometí hace unos días, aquí y ahora se inaugura la nueva sección del blog...
Últimamente me están viniendo buenas ideas a la cabeza, igual que la casi tan nueva sección Descubriendo Pixie Hollow. Esta idea en particular no fue mía, sino de mi mejor amiga Mariela, que me sugirió que ya que me gustaba tanto la mitología la aplicase al blog de alguna manera. Gracias cariño!
Como hay bastante tiempo por delante, no tengo prisas en ir subiendo entradas, así que cuando me apetezca hablar de mitología lo iré haciendo.

Hoy toca hablar del malo entre los malos, no es que sea un villano, sino que además es el Dueño y Señor de todo lo relacionado con la muerte y la oscuridad. Con todos ustedes, Hades, el dios del Inframundo.
Pero como nuestro queridísimo tramposo, sarcástico, envidioso y colérico villano seguramente dé mucho de que hablar empezaré por sus esbirros: Pena y Pánico, o Deimos y Fobos.
Es curioso, pues Fobos (pánico/terror) y Deimos (pena/dolor) sí que son divinidades menores de la mitología griega, aunque no sirven a Hades, sino a Ares (Marte en la mitología romana) que es el dios de la guerra, la brutalidad y la violencia.
 
Fobos, Deimos y Enio (diosa menor que no aparece en el clásico ni en la serie animada) son los tres hijos que tuvo Ares con la diosa del amor, la sexualidad y la belleza femenina Afrodita (Venus en la mitología romana).
 
Otras versiones aseguran otros orígenes, como que son hijos de Éter (personificación del aire) y Gea (personificación de la tierra) o de Érebo (personificación de la oscuridad) y Nyx/Noche (personificación de la noche). De todos modos, la más extendida es que son hijos de Ares y Afrodita, los eternos y opuestos amantes.
Supongo que no hace falta decir hacia qué lado se inclinaron estos pequeños. Los mellizos (junto a su hermana menor Enio, aunque ésta aparece menos en las crónicas) acompañaban al dios Ares a las batallas en función de escuderos, a ayudar a su padre a sembrar el miedo y la destrucción.


 
Pánico o Fobos es mayor que Pena/Deimos (en teoría son mellizos, pero ya sabéis, la mitología tiene incrongruencias). En una estrofa de la Ilíada de Homero así se le describe:

<<Se ve así a Ares, plaga de los hombres, marchar al combate,
Seguido de Fobos, su hijo intrépido y fuerte,
Quien pone en fuga el belicoso más resistente>>


Así, mientras el poderoso Ares sembraba entre los mortales la guerra y la destrucción, Fobos se encargaba de hacerlos padecer el más puro terror, a veces para que se volviesen locos de miedo hasta abandonar la batalla o pelear con más brutalidad.

También se dice que Fobos acabó formando parte del escudo de Heracles/Hércules, en el centro del mismo, con un porte y mirada aterradores.

Del nombre Fobos deriva la palabra fobia que significa "miedo". Su equivalente en la mitología romana es Timor.


Pena o Deimos es menor que Fobos y mayor que Enio, aunque también son trillizos, me repito en que en cuanto a las edades y los tiempos nada está claro. 

Después de que Ares causase la violencia y destrucción máximas y Fobos les inculcaba el terror, aparecía Deimos para paralizar a los mortales con el dolor físico por las heridas de guerra, y el emocional por haber perdido a seres queridos, haberse matado entre hermanos, etc. 

Su gesta más memorable fue volver locos de dolor a Atamante y su mujer Temisto, provocando que ésta matase a sus propios hijos. Lo hizo para proteger a Ino, primera esposa de Atamante, pues Temisto pretendía acabar con la vida de los hijos del primer matrimonio por envidia.

Su equivalente en la mitología romana es Fuga


**Y ahora ya podemos volver con nuestro Señor del Inframundo favorito:
 
Hades es el mayor de los dioses varones de Cronos y Rea, y el cuarto hijo contando a las diosas. El orden de nacimiento de los seis dioses olímpicos principales sería: Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón, Zeus
Durante diez años luchó en la Titanomaquia (guerra de los Titanes) junto a sus hermanos y hermanas. El objetivo era vencer a los titanes que abusaban de su poder con los mortales y proclamarse señores del mundo. Los cíclopes, forjadores de armas, le proporcionaron un casco de invisibilidad a Hades, lo que permitió que se infiltrara en la guarida de los titanes y les robase las armas a favor de los dioses. Desde entonces a Hades se le conoce como "Hades, el Invisible". Después de vencer la guerra, los tres dioses hombres decidieron cómo iban a repartirse el Mundo. Dejaron la Tierra para los mortales (pues no quisieron repetir el error de sus antecesores) y se sortearon el Cielo, el Mar y el Inframundo. A Hades le tocó el Inframundo, a Poseidón el Mar y al benjamín Zeus el Cielo.
 
Al contrario que el personaje mostrado en el clásico, Hades no era un dios vengativo, destructor ni envidioso, sino que era mucho más calmado y reflexivo, incluso altruista, pues él velaba por el alma de los difuntos y se encargaba de mantener el equilibrio entre la vida y la muerte. Así no permitía que ningún difunto volviese al mundo de los vivos, igual como no se permitía en el Infierno la entrada de los que no habían muerto (de eso se encarcaba el Can Cerbero de tres cabezas). 
De todas maneras, como cualquier dios, no tenía reparos en castigar a los que burlaban o incumplían sus órdenes, como hizo Sífiso al quedarse más tiempo del que debería en el Mundo después de morir. El castigo de Sífiso fue cargar con una roca por la ladera del monte por toda la eternidad. Pirítoo también fue castigado por Hades, pues cuando él le dio a elegir una esposa entre todas las hijas de Zeus, él eligio a Perséfone, la esposa de Hades. Como castigo, Pirítoo pasó toda la eternidad en el fondo del Inframundo.
Pero a veces, se permitía dar oportunidades a los mortales de corazón puro y sin malas intenciones, como fue el caso de Orfeo (hijo de la musa Calíope, que aparece en el clásico). La mujer de Orfeo, la ninfa Eurídice, había muerto tras ser mordida por una serpiente. Asombrado Hades por la perseverancia de Orfeo de perseguirla hasta el mismísimo Inframundo, e incluso dormir al Can Cerbero con su música, le permitió que llevara a Eurídice de vuelta al Mundo con la condición de no girarse a mirarla una sola vez. Orfeo, durante el viaje de vuelta no fue capaz de resistirse a las súplicas de Eurídice y se giró para mirarla, provocando que Eurídice volviese inmediatamente al Inframundo para no volver jamás.
 
Para concluir, dejadme que os cuente uno de mis mitos griegos favoritos (pues lo protagonizan mis dos diosas griegas favoritas), el que explica la historia de por qué y cómo se suceden las estaciones:
Cuentan que la diosa Deméter tuvo con su hermano Zeus una hermosa hija de piel blanca e inmaculada. La llamaban Koré, que significa literalmente "chica" o "hija". Los dioses cortejaban constantemente a Deméter pues era amada por todos por ser la diosa de la fertilidad, la tierra, los cultivos y los nacimientos. Pero Deméter los rechazó a todos, pues quería una vida de tranquilidad lejos del Olimpo donde poder cuidar a su hija Koré
Un día, cuando la joven Koré de dieciséis años de edad estaba recogiendo flores en la pradera, la tierra se abrió y de ella surgió Hades, que la había estado observando hasta acabar perdidamente enamorado de ella. Hades la secuestró y se la llevó al Inframundo para hacerla su Reina. Durante un largo tiempo la afilgida madre Deméter lloró y se desesperó hasta el punto de abandonar su labor de hacer que la tierra de frutos y los animales se reproduzcan, con lo que el Mundo pasó una terrible etapa de hambruna y escasez.
"El rapto de Proserpina" por Gian Lorenzo Bernini. (Proserpina es el nombre romano de Perséfone)

Los dioses olímpicos, preocupados por la época de muertes que azotaba el Mundo, mandaron a Hermes a llamar a la diosa Deméter, que compareció junto a sus hermanos y les contó que no podía cuidar de la tierra pues estaba desesperada buscando a su hija perdida. Zeus acudió al dios Apolo, que puede personificarse en Helios, el Sol y así ver todo lo que ocurre en cualquier parte. Apolo/Helios informó a Deméter que su hija estaba en el Inframundo con Hades y que ya no era Koré, sino que había sido renombrada como Perséfone que significa "la que trae la muerte". Perséfone era ahora, junto a Hades, la Reina y Señora del Inframundo. 
Deméter, colérica exigió a Hades que le devolviese a su hija y Hades accedió, sabiendo de antemano que Perséfone ya no podría abandonar el Inframundo pues había comido granada, el fruto prohibido o el fruto del Inframundo. Una vez comes granada ya no puedes abandonar ese lugar. Otras fuentes cuentan que fue la misma Perséfone quien se opuso pues ella realmente amaba a Hades y la granada no era sinó una metáfora o un eufemismo del amor prohibido que sentían el uno por el otro. ¿Ahora veis por qué me gusta tanto esta historia?
De nuevo compareció Deméter ante Zeus, pues no estaba dispuesta a dejar que su hija pasara el resto de sus días en el Inframundo. 
Después de mucho divagar y deliberar todos los dioses (incluídos Deméter, Perséfone y Hades) se llegó a la conclusión de que Perséfone pasaría seis meses del año con su madre y otros seis con su marido Hades. De este modo, los seis meses que Perséfone está con Deméter, la tierra da frutos y los animales se reproducen, produciendo abundancia. Cuando Perséfone se va al Inframundo con Hades, la tierra está triste igual que Deméter y va perdiendo vida hasta que Perséfone vuelve y renace la primavera.

**Y con ésto concluyo la entrada, no sin antes enseñaros algunos fanarts que me han hecho gracia sobre Perséfone.

Si has llegado hasta aquí déjame pedirte un último favor... Participa en mi juego Los Reyes del Baile! Voy a cerrarlo una temporada y necesito cerrar bien las votaciones sin que hayan empates :)

Dicho ésto...
¿Sobre qué o quién queréis que haga mi próxima sección de Mitología Disney?

Besitos!

-Lily


Si al final va a resultar que era un trozo de pan, ya veréis...



3 comentarios:

  1. Me encantan las mitologias ^^ sobretodos la celta y la egipcia. La griega también me gusta, pero es la que encuentro más sobada en tema libros y películas.

    La historia de Perséfone y Hades es de mis favoritas también :) Y la de la discordia, esa también me gusta mucho ^^

    Besos*

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la mitología, te has dado una curada explicándonoslas.
    Jajaja, hubiera sido más interesante y pícaro que pusieran en la película a Perséfone la esposa de Hades.
    De mis mitos favoritos es el de Dafne.
    Me gustaría que la siguiente mitología Disney fuera de Ariel :3 (sirenas *u*)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. deberia haber segunda parte la principal antagonista "Persephone" (Macaria y Melinoe) hijas de Persephone y Hades

    ResponderEliminar

Gracias por comentar! Me interesa mucho tu opinión y aportes!
Recuerda no insultar y blablabla, si te da pereza leerte las reglas, básicamente no insultes, no hagas bombardeo de comentarios y spam el justo, aunque si tiene que ver con la entrada sí :)
Besitos!
-Lily